Con mucha frecuencia se asocia el concepto de mudanzas estrictamente con el de domicilios de particulares. Sin embargo, son muchos los casos en los que una empresa debe realizar una mudanza de todo su mobiliario por haber encontrado un mejor espacio para desarrollar su actividad o simplemente porque ha crecido. Esperamos que este sea tu caso, y por ello, desde DLR y como servicio especializado en el alquiler de furgonetas de 9 plazas en Madrid, queremos darte algunos consejos prácticos sobre mudanzas en empresas.

Consejos para mudanzas de empresas

Igual que en el caso de mudanzas de particulares, también existen una serie de pautas que debemos tener en cuenta a la hora de realizar mudanzas en empresas.

1.- Organización y planificación

Tanto en el caso de mudanzas de particulares como de empresas, es fundamental planificar todo lo posible. Es recomendable, tal y como ya mencionamos en un reciente artículo, aprovechar para realizar limpieza y desprendernos de todo lo que no es necesario. Igualmente, y en el caso específico de las empresas, es muy recomendable realizar una organización por sectores, departamentos y dentro de ellos por planos de situación para posteriormente poder montar todo de la forma más eficaz posible.

Esta operación puede ayudarnos a mejorar el aprovechamiento del nuevo espacio así como a la hora de sacarle nuevas posibilidades y un mejor rendimiento. Cuando nos desprendemos de lo viejo, aparecen nuevas ideas que pueden resultar muy beneficiosas para el rendimiento de toda la plantilla y para el ambiente de trabajo.

2.- Tomar medidas de todo el espacio

A la hora de hacer mudanzas en general pero en especial con mudanzas de empresas, es crucial llevar a cabo la medición de todo el mobiliario así como de los diferentes espacios nuevos que van a ocuparse. Esto es fundamental para poder planificar bien la estructura del nuevo espacio así como para optimizar al máximo el aprovechamiento del mismo. En el caso de que surja un espacio que no sepas cómo aprovechar, considera la opción de comprar muebles a medida.

3.- Embalaje eficiente

A la hora de realizar un embalaje eficiente en el caso de mudanzas de empresas, es recomendable empezar por los objetos que menos se emplean. Si bien este consejo es también aplicable a particulares, en el caso de las empresas es todavía más importante precisamente para no perjudicar el trabajo y su ritmo.

4.- Provisión de materiales

Para proteger adecuadamente todos los objetos es necesario contar con todos los elementos de protección y traslado necesarios. Estos son cajas de cartón, etiquetas, cintas adhesivas, papel de burbujas para amortiguar, etc.

5.- Realiza un inventario

En las mudanzas de empresas la realización de un inventario es fundamental. Si bien en el caso de nuestro propio domicilio suele no ser necesario porque todo está organizado por estancias y los objetos son más o menos conocidos, en el caso de las empresas es crucial su realización para no olvidar nada. Por no conocer el gran volumen de objetos con el que suele contar una empresa así como su diferente naturaleza, es muy frecuente que puedan perderse estancias enteras de las que no nos acordamos hasta que ya es demasiado tarde.

6.- Avisa a clientes y proveedores si fuera necesario

Como hemos dicho, uno de los puntos más importantes a la hora de realizar una mudanza de empresas es el que su actividad no quede interrumpida o trastocada en la medida de lo posible. Esto no solo vale para su propio rendimiento sino que es extensible para sus colaboradores, clientes y proveedores. Así pues, en el caso de que fuera necesario, comunícaselo para negociar nuevos plazos o tener su disposición.

7.- Contrata un servicio de alquiler de vehículos de mudanzas

Tal y como ya dijimos en un reciente artículo el contratar un servicio de alquiler de vehículos tiene enormes ventajas respecto a un servicio de portes y mudanzas. La más destacable de ellas es que a cambio de un precio asequible podrás organizar tu mudanza para tu empresa de la forma en la que quieras, con total libertad y garantías gracias a la flota de vehículos de DLR. Por ejemplo, furgonetas de carga de 9 plazas Volkswagen Caravelle de 150 CV.