La antigüedad del parque automovilístico industrial hace saltar las alarmas.

El grado de envejecimiento del parque español de furgonetas y camiones ligeros, alcanza niveles ciertamente preocupantes. 7 de cada 10 furgonetas tiene más de diez años de antigüedad.

El parque automovilístico no deja de envejecer… Y no parece que la situación vaya a mejorar a corto plazo.

A pesar de que la normativa para sustituir los vehículos de transporte por carretera con vehículos más nuevos, lo cierto es que más de la mitad de estos vehículos tienen más de 10 años de antigüedad, independientemente de que sean furgonetas o camiones ligeros .

Desde hace años, nuestro país está a la cola de Europa en cuanto a renovación del parque automovilístico en general. Y esto es negativo tanto en términos medioambientales como de accidentalidad en las carreteras. Cuanto menos antigüedad tiene el camión menos contamina y mayor es la dotación tecnológica de seguridad del que está equipado. Y sin embargo, los vehículos que recorren el país no son ajenos a esta situación. Ante el envejecimiento de la flota de vehículos de transporte nos preguntamos: ¿Qué implicaciones tiene realmente la antigüedad de nuestra furgoneta o camión en los accidentes de tráfico, las consecuencias de los mismos y en la contaminación? ¿Por qué reemplazar un vehículo antiguo por un vehículo de alquiler es una alternativa eficiente?

Los vehículos de transporte antiguos tiene mayor tasa de accidentalidad

El envejecimiento del parque de vehículos industriales es uno de los factores que se encuentra detrás de muchos de los accidentes de tráfico, con camiones y furgonetas implicados, en España. El propio desgaste del vehículo aumenta el riesgo de fallo mecánico, y por lo tanto el riesgo de sufrir un accidente.

Por el contrario, los camiones nuevos, está mejor dotados en cuanto a sistemas de seguridad no solo pasiva sino también activa. No pueden ser comparables los sistemas de seguridad que lleva incorporados un camión con nuevo o de poca antigüedad que los que pueda llevar uno antiguo. En algunos casos los sistemas de iluminación ofrecerán menos visibilidad, los cinturones de seguridad serán de dos puntos en vez de tres, no incluirán reposa cabezas, ABS o sistemas de aviso de pérdida de presión en los neumáticos, etc.

Los vehículos más antiguos implican mayores costes

Cuanto más antiguo es el vehículo, mayor es la probabilidad de tener un fallo mecánico, por lo que necesitan más mantenimiento. Un camión en buenas condiciones garantiza un menor riesgo de averías. Además, está demostrado que hacer un adecuado mantenimiento del camión permite ahorrar dinero y disminuir el número de paradas no programadas, algo que se tiene muy en cuenta en las grandes empresas de transporte. Peso esto representa un importante gasto para empresas que son pequeñas y autónomos.

Pero invertir en un vehículo nuevo representa un importante desembolso (especialmente para autónomos y pequeños empresarios) que no todo el mundo se puede permitir.

¿Alquilar una furgoneta o camión nuevo o optar por uno de segunda mano?

Lo cierto es que los vehículos de alquiler ofrecen grandes prestaciones a las empresas sin tener que realizar un gran desembolso. La compra de una furgoneta o camión aunque sea de segunda mano ya representa una importante inversión a la que habrá que sumar el coste de las continuas revisiones y mantenimientos. Es cierto que los vehículos de segunda mano son más económicos que los nuevos, pero ¿hasta qué punto son rentables?

Por el contrario, los vehículos de alquiler de Dlrrentacar se entregan en perfectas condiciones y es la empresa de alquiler la encargada de soportar los costes de revisiones y mantenimiento. Todo esto sin tener que realizar el desembolso de una compra, si no a cambio de una cuota mensual. Además, si el negocio es muy estacional, no es necesario tener alquilado el vehículo. Por lo que además de ahorrar, aporta flexibilidad .